07 octubre 2008

Ayuda Mutua Existencial


Ayuda Mutua Existencial
Por Abrahan Genis

Primero consultó un joven, de 23 años de edad, por ingestión de cocaína. Se había acostumbrado a la marihuana y luego había comenzado a consumir drogas duras.
Hijo único, abandonado por su padre a temprana edad, vivía solo con su madre, atendiendo un abasto con el cual se sostenía la familia. Trabajaba muchas horas por día y la situación económica era difícil. La madre no había vuelto a establecer relación estable de pareja. El muchacho se había criado solo, dedicado al trabajo desde la más temprana edad. Nunca había tenido muchos amigos. Tampoco se encontraba a gusto con el ambiente de su barrio, habitada por gente sumamente pobre, sin deportes, sin cultura. Pero no hubieran podido mudarse de allí por motivos económicos.
Comenzó, ya desde secundaria, a fumar marihuana, y continuó haciéndolo durante varios años. Lo hacía sentirse bien.
Su problema se agravaba sobre todo los fines de semana, especialmente los viernes. No tenía adonde ir. Su madre, cansada del trabajo de la semana, no salía. Su restante familia era escasa y vivía lejos.
Tenía ciertas preocupaciones intelectuales; le hubiera gustado continuar estudiando, pero se necesitaba su trabajo. No tenía lugares donde practicar alguna actividad social. Fue así que, en cierto momento, teniendo fácil acceso al dinero, probó la cocaína. Uno de los “jíbaros”, que también era consumidor le brindó, gratis, la primera toma..........

Leer todo:

Ditulis Oleh : Lourdes Cc // martes, octubre 07, 2008
Kategori:

1 Comentarios:

Gracias por comentar, ¿Qué te cuentas?.