24 diciembre 2008

No hay que perder un segundo

Es complicado hablar sobre esto sin terminar pareciendo el doctor Bacterio con algún invento de los suyos...
Como cunclusión para nuestra general comprensión de simples mortales, podríamos decir que el famoso meridiano de Greenwich, que todos escuchámos alguna vez en la escuela, corre serio peligro.
Y que para terminar el año que nos ocupa, lo más apropiado sería despedirlo en esta ocasión con trece uvas.
Porque este asunto, en todo su desarrollo, es un auténtico problema de ciencia ficción.
Vamos, que a mí por lo menos, se me escapa bastante...

El llamado GMT es el Tiempo Medio de Greenwich. En el observatorio de ésta población y por acuerdo mundial se estableció la longitud 0(cero).
Su sucesor para calcular las diferentes zonas horarias es el UTC. Que a diferencia del sistema anterior no se rige por las estrellas ni el sol, si no por relojes atómicos.
Para mantener el UTC cercano al tiempo solar medio, ocasionalmente se corrige su ajuste, añadiendo un segundo.Los conocidos como "segundos intercalares".
Desde el año 1972 hasta el 2005 se han ido añadiendo 33 segundos intercalares.
Pero los científicos han terminado razonando que todo este embrollo no hace si no complicar seriamente el asunto, hasta el punto de temer por muchos programas informáticos que logicamente no están preparados para estos desbarajustes.
Así que la Unión Internacional de Telecomunicaciones de la ONU (ciertamente que hay asociaciones para todo...) se ha propuesto por contra añadir una hora cada siescientos años,( !!) aproximadamente. Suena cómo si los encargados de llevar a cabo semejantes ajustes quisieran despreocuparse un poco ...

Todo el lío éste supondría la perdida de Greenwich como referencia y desplazarla al el Este hacia París.
Además de cambios de software en multitud de telescopios mundiales.
Gran Bretaña y China se oponen a semejante medida, nunca mejor dicho. Y paises como Estados Unidos, Francia o Alemania la apoyan.
El próximo año habrá una votación. Si un 70% de los votos son favorables, se cuestionará el posible cambio en la Conferencia Mundial de la Radio en 2011 (que también existen eventos de todo tipo), para tomar una resolución definitiva.
Por unos puñeteros segundos de nada...
¿ Y todo ésto por qué ?

Porque el último minuto de la nochevieja 2008 tendrá uno de esos segundos intercalares.
Así que en la realidad serán 61 segundos los que disfrutemos antes de despedir el año.
Si el planeta aguanta con el tiempo, quizá dentro de algunos cientos de años, Greenwich pierda turismo ostensiblemente.
Y se deban retocar miles de programas informáticos.
Desde la incomprensión que semejante explicación me provoca, no me queda más que la firme intención de poner trece uvas en mi plato para recibir el 2009.
Y desearos un futuro feliz año.
Y aprovechad bien hasta el último segundo de éste, porque tenemos uno de más...

2 Comentarios:

  1. what the re fuuuuuck??

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:33 p. m.

    he visto varias noticias sobre esto y cada ves lo entiendo peorr.http://www.eluniversal.com.mx/articulos/50884.html

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/ultimo/minuto/2008/tendra/61/segundos/elpepusoc/20081218elpepusoc_5/Tes

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, ¿Qué te cuentas?.